Blogia
Mis Fantasmas Favoritos

Ande Sá Metío

Dado que hablaremos a continuación de él, me gustaría comentar un par de cosas sobre la historia de Roy Tarpley en la NBA. Como todos sabemos, Tarpley llega a la NBA en 1986 e inmediatamente se convierte en una de las estrellas emergentes de la liga al ganar el título de mejor sexto hombre. Sin embargo, los persistentes rumores de su adicción a la cocaína se convierten en noticia cuando justo después de ser incluido en el quinteto ideal de rookies en 1987 solicita ser incluido en un programa de tratamiento por adicción a la cocaína. Esta admisión voluntaria no trajo ninguna sanción, pero el 5 de Enero de 1989 es suspendido indefinidamente por la liga por consumo de cocaína. Esta suspensión de levantó el 12 de Abril de ese mismo año (49 partidos después), pero justo después de firmar una extensión de su contrato volvió a ser suspendido indefinidamente el 16 de Noviembre por incumplir su programa de seguimiento, que es una forma suave de explicar que fue arrestado por conducir en estado de embriaguez y resistirse al arresto.

La temporada 1990-91 culminó el descenso a los infiernos de Roy Tarpley: apenas comenzada, sufrió una lesión de rodilla que lo dejó fuera de combate para todo el año. En Marzo de 1991 fue detenido por la sospecha de conducir de nuevo en estado de embriaguez, lo que le acarreó otra suspensión de la liga. Finalmente, el 16 de Octubre de 1991 se lo acusó de incumplir las normas de la NBA sobre abuso de sustancias por tercera vez y fue suspendido a perpetuidad.

Roy Tarpley pasó por el programa de John Lucas para la rehabilitación de deportistas adictos a las drogas, jugando en su Miami Tropics (USBL), pero no parecía completamente recuperado cuando marchó a Grecia a jugar dos temporadas, una en el Aris y otra en el Olympiakos. A pesar de amasar magníficos números, su rendimiento no estuvo acorde con su enorme sueldo y aún mayor potencial: una lesión de tobillo hundió al Aris en la liga (a pesar de ganar la Recopa), y el Olympiakos perdió la Copa de Europa a manos del Joventut en una final en la que el rendimiento de Tarpley estuvo muy por debajo de lo esperable. En conjunto, su rendimiento en Grecia fue bueno sin llegar a cuajar del todo, pero la imagen proyectada, entre denuncias por impago, acusaciones de alcoholismo, problemas de peso, indisciplina y arrogancia, no auguraba nada bueno.



Pese a ello, la liga le levantó la suspensión, Tarpley volvió a Dallas y los Mavericks le firmaron un nuevo contrato. La temporada 94-95 pareció volver por sus fueros, como presencia interior de unos nuevos Mavericks, pero el verano de 1995 volvió a ser sancionado a perpetuidad, esta vez perpetuidad de la buena, por consumir alcohol y negarse a pasar un test de drogas según establecía su acuerdo de restitución.

Roy Tarpley siguió viviendo tiempos interesantes: fue acusado de quemarle el vientre a su novia con un hierro candente, y luego no se presentó al juicio; ha pasado por el Iraklis como última parada dentro del baloncesto conocido, para luego pasar por la potente liga de Chipre (todo el mundo pasa por Chipre, ¿qué les dan?), de nuevo a Grecia con el Tak Dafni y luego el Esperos. Cuando el Esperos dejó de pagarle, Tarpley probó primero en Polonia pero eventualmente terminó en el Ural Great de Perm, Rusia, entrenado por el mítico Sergei Belov. Sin embargo, eso se parecía demasiado al universo conocido y terminó en el Qainwei Wyan Aoshen de China.

Pues bien, a sus 41 años Roy Tarpley sigue en activo. Acaba de firmar por los Michigan Mayhem de la CBA (el viernes 2 de Diciembre, no diréis que no os las traigo frescas) y afirma estar intentando volver a la NBA. De ello entiendo que sigue abusando de las drogas, porque de otra forma no se explica. Yo tengo más posibilidades de volver a la NBA y no he estado nunca.



Uno no sabe de qué sorprenderse más: de que Tarpley siga en activo o de que la CBA siga existiendo. La coincidencia de ambos fenómenos supone alcanzar un 8 en la escala de Richter sobre suspensión de la incredulidad.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres