Blogia
Mis Fantasmas Favoritos

Epílogo



Si la tercera prórroga es el esbozo de un sueño, el sexto partido es un despertar con resaca. Jugado apenas dos días después, los equipos pagan el desgaste del quinto partido y ofrecen un pobre espectáculo en el que “las defensas se imponen a los ataques” básicamente porque los ataques no dan pie con bola. Igualados hasta el tercer cuarto (termina 57-56), el partido se rompe en el último período cuando Charlie Scott encadena varios robos culminados en contraataques. Durante el viaje en avión a Arizona, Jo Jo White intentó levantar los ánimos del alicaído Scott diciéndole que ésta iba a ser su oportunidad de resarcirse por su mala serie final; al haber sido eliminado con pocos minutos de juego en el quinto partido (y de hecho, en todos los partidos), iba a estar mucho más fresco que los demás jugadores. Y así fue, gracias también a que ambos entrenadores optaron esta vez por mantener a los titulares en cancha: Boston jugó con cinco jugadores y Phoenix con seis, los titulares más Van Arsdale, después de un intento fallido de Keith Ericksson de volver a saltar a la cancha.

Steve Kuberski jugó 10 minutos; Glenn McDonald 5 minutos, Don Nelson y Jim Ard 4 minutos. Kevin Stacom ni siquiera saltó a la cancha. Los suplentes indomables de los Suns no tuvieron mucha más cancha: Dennis Awtrey sólo jugó 6 minutos, y Phil Lumpkin no salió.

Boston gana 87-80 y Jo Jo White es elegido MVP de la Final.

quote:
At the end of that year, I remember feeling badly for the older guys on our team, Dick Van Arsdale, Keith Erickson, Pat Riley. I was like "I know these guys are at the end of their careers, they've all played double-digit years in the NBA. And boy I know I'm going to get another chance, it's too bad we didn't win it for these guys."
Alvan Adams


Ninguno de los Suns volvería a jugar una final de la NBA.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres